La alopecia o p√©rdida de cabello puede aparecer por distintas causas. Si bien en muchas ocasiones hace aparici√≥n como consecuencia de factores hereditarios, en otras ocasiones lo hace como consecuencia directa de cambios hormonales, como efecto secundario de una enfermedad o tratamiento, por culpa de una mala alimentaci√≥n o de la ingesta de alg√ļn medicamento.

Si bien en ocasiones es posible atajarla cambiando la medicación, nuestros hábitos alimenticios o reduciendo nuestros niveles de estrés, en otras, como es el caso de la herencia genética exige de la intervención de un especialista médico que, tras estudiar el tipo de alopecia que nos afecta y su alcance, nos pone en el camino para recuperar el pelo perdido lo antes posible.

Es por eso por lo que es recomendable acudir al médico ante los mínimos síntomas que alerten de una caída indiscriminada de nuestro cabello para comenzar cuanto antes con el tratamiento que, primero, paralice la caída y, posteriormente, restaure el crecimiento de los folículos capilares que lo han dejado de hacer.

Síntomas alopecia

Eso síntomas que deben ponernos en alerta pueden sobrevenirnos o ir apareciendo de forma gradual afectando en su avance a nuestra cabellera o a cualquier otra zona en la que nazca vello. Si bien no todos los pacientes que son diagnosticados con alopecia presentan todos los síntomas, lo cierto es que la inmensa mayoría sí que acuden a las clínicas especializadas con los siguientes signos de alerta:

-Disminuci√≥n progresiva del grosor del fol√≠culo capilar.¬†Este es uno de los primeros s√≠ntomas que pueden ponernos en la pista de que estamos sufriendo alopecia. A menudo suele ir acompa√Īado del retraso de la l√≠nea de crecimiento de pelo, tambi√©n conocido como entradas, as√≠ como de una separaci√≥n visible entre cabello y cabello.

– Aparici√≥n de peque√Īas zonas despobladas¬†Uno de los signos m√°s evidentes de que se padece alopecia es la aparici√≥n de peque√Īos parches despoblados de cabellos. Si bien es habitual que aparezcan en el cuero cabelludo, en muchos casos acaban por extenderse a otras zonas como las cejas o la barba. En algunos casos la ca√≠da va acompa√Īada de prurito y molestias en las zonas de piel donde se produce la p√©rdida capilar.

  • Ca√≠da s√ļbita del pelo.¬†Este es el s√≠ntoma m√°s habitual de quienes como consecuencia de un problema f√≠sico o psicol√≥gico experimentan un deterioro en su salid capilar. En muchos casos basta con peinarse o lavarse el pelo para que se desprendan importantes cantidades de cabello. A menudo esta ca√≠da desproporcionada de pelo arranca con la aparici√≥n de nuevos fol√≠culos finos y endebles que acabar√°n desplom√°ndose.
  • P√©rdida capilar generalizada.¬†Este s√≠ntoma es propio de aquellas personas que se someten a tratamientos m√©dicos agresivos o que ingieren f√°rmacos que tiene entre sus efectos secundarios un debilitamiento general de los fol√≠culos capilares. Este desaparece en cuanto se acaba con el tratamiento o se cambia la medicaci√≥n.
  • Descamaci√≥n en el cuero cabelludo.¬†Este signo de alopecia suele comenzar con la p√©rdida de fuerza y brillo en el cabello, con el enrojecimiento del cuero cabelludo e ir acompa√Īado de inflamaci√≥n e incluso peque√Īas e inc√≥modas secreciones.

En el caso de que sufras alguno de los síntomas mencionados anteriormente o de que empieces a notar una caída progresiva y anormal del cabello en tu cuero cabelludo o cualquier otra zona con abundancia de vello, consulta con tu médico ya que, como acabamos de explicar, a menudo esta caída puede ser una alerta que avise de la presencia de alguna otra enfermedad oculta que requiera de una rápida atención.

Causas alopecia

En cuanto a las causas que están detrás de la pérdida de más de un centenar de cabellos diarios -la cantidad que se considera normal como parte del ciclo de crecimiento y caída capilar- son principalmente cinco.

  • Predisposici√≥n gen√©tica.¬†La m√°s habitual tiene que ver con la presencia de antecedentes familiares. Y es que la gran mayor√≠a de los diagnosticados con alopecia lo son como consecuencia de un trastorno hereditario que desemboca en la calvicie. Esta suele aparecer entrada la treintena y avanzar de forma progresiva. En el caso de las mujeres, el primer s√≠ntoma suele ser el adelgazamiento de los fol√≠culos.
  • Cambios hormonales y problemas m√©dicos.¬†Son muchos los problemas m√©dicos que pueden desembocar en una ca√≠da temporal o definitiva del pelo. Los problemas de piel, trastornos como la tiroides y alteraciones hormonales como las vividas en los embarazos o la menopausia suelen desencadenar en la aparici√≥n de distintas alteraciones capilares que provocan una ca√≠da descontrolada del cabello.
  • Medicaci√≥n.¬†No son pocos los medicamentos que, entre sus efectos secundarios, se encuentre la ca√≠da del pelo. Ejemplos de ello son los destinados a mejorar la salud mental, los problemas cardiovasculares, la tensi√≥n alta o los encaminados a acabar con un carcinoma.
  • Estr√©s y ansiedad.¬†Muchas de las personas que presentan cuadros de estr√©s y/o ansiedad sufren una ca√≠da de pelo que, en la mayor√≠a de los casos, acaba en cuanto se solventa el problema.
  • Maltrato del pelo.¬†Los malos h√°bitos a la hora de lavarse el pelo como el lavado diario, el lavado con agua caliente o el uso de champ√ļs abrasivos debilitan el cabello y propician su ca√≠da. Lo mismo sucede con el peinado agresivo, peinarse con coletas excesivamente tirantes o hacerse trencitas que estiran en exceso la ra√≠z, as√≠ como someterse a planchados o tratamientos que inflaman el cabello. Todos ellos, prolongados en el tiempo, pueden llegar a provocar calvicie.

Adem√°s de estas casas principales, las personas que sufren p√©rdidas de peso radicales son diagnosticadas con diabetes u otras enfermedades como el lupus tienen muchas opciones de acabar experimentando en alg√ļn momento una ca√≠da capilar desproporcionada.

En cuanto a la mejor manera de atajar la calvicie, habría que destacar que las soluciones deben ser personalizadas, ya que cada tipo de alopecia requiere de un tipo de solución.

No obstante, si en algo coinciden todos los m√©dicos es en que debemos evitar lavarnos el pelo a diario, evitar peinados que da√Īan la ra√≠z, no recurrir a planchas o secadores, peinar y cepillar con cuidado nuestro pelo, evitar -si es posible- el uso de medicamentos que propician la ca√≠da capilar, proteger el cuero cabelludo del sol en la medida de lo posible y no fumar ni beber alcohol.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Contactar      644 713 228