Saturday, April 13, 2024
Pérdida de cabelloRelación entre la falta de vitamina D y caída del pelo

Relación entre la falta de vitamina D y caída del pelo

Aunque muchos lo desconozcan, existe una estrecha relación entre la falta de vitamina D y alopecia. Lo cierto es que, las vitaminas y nutrientes juegan un papel importante en la salud de nuestro organismo. Específicamente, en el bienestar de nuestro cabello. Cuando se trata de los folículos, es muy probable que se vean debilitados. Y que, por ende, la deficiencia provoque su desprendimiento. Es por esto que queremos hablarte de la relación entre la falta de vitamina D y caída del pelo.

La carencia de vitamina D puede provocar diversos efectos en el cuerpo de las personas. Pero, en lo que respecta al pelo, existen algunos efectos adversos. Entre ellos, el adelgazamiento de las hebras capilares. Pero, ¿por qué ocurre esto? A través de este artículo, queremos que conozcas la relación entre la falta de vitamina D y caída del pelo. De esta manera, podrás evitar que las hebras se desprendan de manera desmedida.

También te puede interesar: Problemas capilares, ¿cuáles son los más comunes?

Relación entre la falta de vitamina D y caída del pelo

 

Es un hecho que la falta de vitamina D y caída del pelo guardan cierta relación entre sí. No podemos negar que nuestros cuerpos necesitan de ciertos nutrientes para funcionar de la manera correcta. Estos solo podemos adquirirlos a través de una alimentación balanceada, o la ingesta de complementos vitamínicos. En parte, podemos gozar de buena salud gracias a las vitaminas y demás nutrientes que consumimos a diario.

La vitamina D no solo tiene participación en la salud de nuestros huesos. También es una de las principales sustancias que necesita nuestro cuerpo para formar y mantener bien cabello, piel y uñas. Ante la deficiencia de esta vitamina, podemos empezar a notar ciertos cambios negativos en nuestro cuerpo. Es por eso que debemos tomarnos su consumo con la seriedad que amerita.

¿Puede la falta de vitamina D afectar el cabello?

Nuestro exterior es un espejo de lo que ocurre en nuestro interior. Así que, si estamos bien internamente, nuestro cabello reflejará ese bienestar. Sin embargo, uno de los principales enemigos de la salud capilar es, justamente, la deficiencia nutricional. La falta de vitaminas y nutrientes no solo puede desmejorar su apariencia. También es capaz de alterar su estructura hasta el punto de volverlo quebradizo y sin vida.

El gozar de una adecuada cantidad de vitamina D en el cuerpo nos permite disfrutar de una melena fortalecida. Caso contrario a su deficiencia, que puede provocar efectos adversos. Ante la falta de vitamina D, el pelo se ve debilitado. Esta situación también propicia que los folículos pierdan su fuerza. Y que, por ende, el cabello se desprenda antes de cumplir su ciclo natural.

Existe una manera bastante eficaz de identificar que esta vitamina está baja en el organismo. Al ser un reflejo de nuestra salud interior, el cuerpo empieza a verse opaco y sin vida. Si queremos que nuestras melenas luzcan mejor que nunca, hay que evaluar su estado actual. Es necesario comprender que existe una relación entre la falta de vitamina D y caída del pelo. Por lo tanto, es esencial tratar esta deficiencia.

¿Los cambios de estación tienen algo que ver con la pérdida de pelo?

Algunas personas pueden notar que, por ejemplo, dejan mayor cantidad de pelos en la almohada en temporadas frías. Lo que sucede es muy sencillo. Y, nuevamente, nos confirma que la falta de vitamina D y caída del pelo guarda relación.

Diversos estudios han puesto su atención en el tema. Y han concluido que los cambios climáticos tienen mucho que ver con la caída del cabello. Sobre todo, cuando se trata de temporadas frías. Para nadie es un secreto que el sol es nuestra principal fuente de vitamina D.

Cuando hay un cambio entre un clima a otro, nuestro cabello se ve afectado. Obviamente, esto va a depender de cada persona. Pero son muchos los que se quejan de que, cuando llega el invierno, su melena empieza a verse menos poblada. La única respuesta que tenemos ante eso es: falta de vitamina D en el cuerpo.

No solo nuestro cabello se ve afectado ante las altas temperatura, también nuestra piel. Los niveles de sequedad aumentan y empiezan a formarse escamas, zonas enrojecidas, textura quebradiza, etc. Las investigaciones realizadas han determinado que la falta de vitamina D favorece la pérdida de cabello. Y bueno, es un hecho que en invierno estamos menos expuestos al sol. Como resultado, se absorbe la vitamina D en menor cantidad y el cabello empieza a sufrir las consecuencias.

¿Puede la deficiencia de vitamina D provocar cambios en la estructura del cabello?

Las dietas restrictivas son una de las principales causas del desprendimiento desmedido de las hebras capilares. Por lo cual, hay que cuidarnos de ellas. Nada como una dieta balanceada para mantener la salud de nuestro cuerpo en el proceso de ganar o perder peso. En el caso contrario, lo que se gana es más bien la pérdida de nutrientes, vitaminas. Y minerales que son esenciales para el correcto funcionamiento.

Una de las áreas que más suelen ser afectadas, es la capilar. Ante la deficiencia nutricional, el cabello empieza a desprenderse con mayor facilidad. Cuando hace falta la vitamina D, el cabello se debilita, se cae, empieza a perder brillo. Y se hace más propenso al frizz. Si deseas tener una melena envidiable, es necesario que olvides los déficits calóricos peligrosos. Y empieces a tener una dieta balanceada.

¿Cómo prevenir la falta de vitamina D y caída del pelo?

Si has notado que tienes falta de vitamina D y caída del pelo, entonces debes seguir estos consejos. Nuestra mayor fuente de esta vitamina es el sol mismo. Así que bastará una exposición segura a este para reponer nuestras reservas. Es necesario recalcar que tampoco se trata de adquirir quemaduras y demás afecciones relacionadas con la exposición excesiva al sol. Cuando lo hagamos, debemos utilizar tanto protector solar para la piel como para el cuero cabelludo.

Durante la época de invierno, podemos optar por abrir las ventanas. Y exponernos a los rayos solares a través de ellas. También se puede adquirir tal vitamina a través del consumo de suplementos o alimentos ricos en ella. Entre ellos, el salmón, el atún, la caballa, etc. Si quieres empezar a consumir vitaminas para la caída del cabello, es necesario consultar con un especialista. Este determinará si será o no beneficioso para tu caso.

Dejar respuesta

Por favor, deje su comentario!
Please enter your name here