Tuesday, May 24, 2022

Trasplante de cabello, tratamientos, alopecia.

Trasplante capilar¿La zona donante vuelve a crecer tras un injerto capilar?

¿La zona donante vuelve a crecer tras un injerto capilar?

La calvicie actualmente ya no es un problema sin solución. Los avances de la medicina han introducido nuevas opciones para alcanzar la regeneración capilar. Hoy en día son muchos los tratamientos existentes para decir adiós a la alopecia. Siendo el implante de pelo el procedimiento más recomendado cuando se padece una caída capilar definitiva. El cual consiste en llevar cabello de una zona donante a otra área afectada por la calvicie.

El injerto capilar debe su éxito principalmente a la zona donante escogida. Algunas personas llegan a pensar que, para realizar un trasplante de cabello, se deja despoblada el área donante, para cubrir la afectada por la alopecia. Pero la realidad es que no se tomarán unidades foliculares para colocar en otra zona, creando un problema nuevo. A continuación encontrarás todo lo referente al área donante y el crecimiento de cabello en esta zona tras el implante de cabello.

¿El pelo de la zona donante vuelve a crecer después de un injerto capilar?

SÍ. El pelo utilizado como donación en el trasplante capilar vuelve a crecer. Aunque puede parecer difícil que suceda, dado que los folículos usados para el procedimiento son llevados al área del problema. No obstante, esta parte de la cabeza se mantiene poblada, pues solo serán usados los de mejor calidad, de un sector con suficiente volumen capilar.

Los folículos capilares tienen la capacidad de producir hasta 4 pelos. Por lo que la densidad del área donante no se verá afectada. Sin embargo, servirá para obtener hebras suficientes, que permitan repoblar adecuadamente la zona comprometida. Una vez realizado el injerto capilar, comenzará a producirse pelo en toda la cabeza. Otorgando así una imagen rejuvenecida al paciente.

Si bien es cierto que el volumen capilar cambiará después de la cirugía, el cambio no será excesivo. El cirujano se encargará de escoger el área cuya densidad folicular sea mayor. Con esto se asegura de que se solucione el problema principal, que es la calvicie, sin provocar un nuevo inconveniente en la zona donante.

¿El pelo para el trasplante capilar de donde se extrae?

La nuca es la zona que principalmente se considera como la mejor a la hora de llevar a cabo un injerto capilar. Esta parte de la cabeza, desarrolla el suficiente cabello para que la apariencia no se altere al tomar los folículos. Además, es un área que resulta inmune a los efectos de la dihidrotestosterona. Por lo que la alopecia no llega a atacarla.

Otra parte de la cabeza que posee tales virtudes, es el área lateral. Razón por la que, al padecer un tipo de alopecia común o androgénica, el pelo comienza a perderse en la parte frontal y superior.

¿Cuál es la importancia de un buen diagnóstico?

Habiendo respondido a la pregunta de si la zona donante vuelve a crecer tras el injerto de pelo, no puede olvidarse la importancia de recibir un diagnóstico adecuado. El éxito de la cirugía dependerá principalmente de este factor, siendo el punto de partida a una óptima intervención.

Aunque la nuca y los laterales de la cabeza producen suficiente cabello, existen límites. Cuando se toman demasiadas unidades foliculares de una zona, el aspecto puede verse afectado. Por ello, el profesional se encargará de realizar estudios previos, para conocer los folículos capilares de mejor calidad. Además le permite establecer si la cantidad de ellos es suficiente para llevar a cabo el tratamiento adecuadamente.

El mejor diagnóstico es importante para asegurar un injerto capilar de calidad y con efectos longevos. En estos estudios iniciales se determina el número de folículos requeridos para cubrir la calvicie. Como también cuales son las unidades en mejor estado para utilizarse.

Además de buscar los mejores folículos capilares, el cirujano estudiará cualquier situación que pudiese complicar la cirugía. Evaluando entonces los antecedentes clínicos del paciente, el estado de salud actual, la alopecia que se manifiesta, cuan avanzada se encuentre, la densidad de cabello en el área donante, etc.

¿Cómo es el proceso de injerto de pelo?

Una vez obtenido el diagnóstico, se procederá a realizar la trasplantación de cabello. La cual se desarrolla de la siguiente forma:

  • Será establecida una serie de cuidados previos a la intervención.
  • De ser necesario, en la técnica a utilizar, la zona donante será rapada para posteriormente realizar el diseño de los injertos.
  • A continuación, el paciente será adormecido por medio de la anestesia local y sedación si el caso lo amerita.
  • Continuando con el proceso, el especialista y su equipo técnico iniciarán con la obtención de las unidades foliculares.
  • Posteriormente se harán los cortes en el cuero cabelludo que permitirán la inserción de los folículos obtenidos.
  • Las unidades foliculares serán injertadas en la zona afectada por la alopecia.
  • Por algunas horas el paciente se mantendrá en observación. Luego de ello es enviado a casa, donde tomando en cuenta las recomendaciones del médico, podrá volver a sus actividades cotidianas.

¿Cómo es la evolución de la zona donante tras el injerto capilar?

Al volver a casa, inmediatamente tanto la zona donante como la receptora comenzarán su proceso de sanación. Luego del injerto capilar, el área donadora evolucionará de la siguiente forma:

2 días después

La sensibilidad de la zona se recupera. La cual se pierde debido a la anestesia aplicada al inicio de la cirugía. Luego de ella, una sensación de pesadez se percibirá en la nuca. Además de ello, es posible presentar picazón, entre otras molestias. Las cuales podrán ser aliviadas con suero fisiológico o medicamentos indicados por el especialista.

5 días después

Cuando han pasado 5 días de la operación, el paciente podrá percibir costras en la zona. Se trata de la recuperación de la piel, luego de las incisiones realizadas para obtener los folículos pilosos. Las mismas no deben ser arrancadas, su caída será natural. Pero el individuo podrá ayudar en el proceso, lavando muy bien esta parte de la cabeza con un champú neutro. En estos días, las molestias serán más tolerables, por lo que la medicación ya no será necesaria.

8 días después

La recuperación de la zona se habrá alcanzado casi por completo. Luego de una semana de la cirugía, el pelo habrá iniciado nuevamente su crecimiento, para que tanto este como el pelo injertado, tengan la misma longitud.

15 días después

Al cumplir 15 días de la operación, notar que se ha trabajado sobre esta zona será casi imperceptible. Las molestias habrán cedido, los medicamentos habrán sido suspendidos y el pelo se encontrará creciendo con normalidad.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí