Monday, April 15, 2024
NoticiasDaños al cabello provocados por el sol

Daños al cabello provocados por el sol

De los muchos elementos de nuestro cuerpo que nos ayudan a tener una apariencia atractiva, el cabello es el más destacado entre ellos. Son necesarios muchos cuidados a la melena, para mantenerla en óptimas condiciones. Pero, el pelo puede estropearse considerablemente, debido al desaseo, el descuido y demás factores externos. Aspectos ambientales como el polvo, la contaminación, el agua del mar, entre otros, pueden hacerlo lucir muy mal. Pero en este post nos gustaría hablar sobre los daños al cabello provocados por el sol.

El pelo puede verse terriblemente afectado por los rayos ultravioletas. Influyendo de manera negativa en la cabellera, bien sea natural, teñida o con canas. Es cierto que necesitamos del contacto con el sol para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Pero estas exposiciones deben realizarse con protección y moderación. De lo contrario, los resultados pueden ser contraproducentes. En este sentido, el cabello va incluido. Aquí descubrirás si tu pelo dañado puede ser consecuencia de la exposición solar.

Te puede interesar: Láser Capilar, ¿cuándo se recomienda?

Influencia del sol sobre el cabello

Es normal, al llegar el verano, que los cuidados y protección a nuestra piel aumenten para evitar daños causados por quemaduras del sol. No obstante, el cabello no consigue el mismo trato, a pesar de necesitarlo. Lo mismo ocurre en épocas de frío, como el invierno, donde no solo se descuida la melena, sino también la piel, dado que los rayos ultravioletas parecen no existir debido al clima. Pero recordemos que, sin importar las condiciones ambientales, el sol puede hacer contacto con nuestro cuerpo. Principalmente con el cuero cabelludo, provocándole todo tipo de problemas.

Puede resultar difícil mantener la salud del cuero cabelludo en los meses de calor. Los rayos ultravioletas penetran la cutícula de las hebras y alteran las funciones de los folículos pilosos, causando deshidratación. Debido a esta falta de agua, la estructura del cabello puede llegar incluso a modificarse, afectando la capa hidrolipídica. Esto tiene como consecuencia, una cabellera quebradiza, reseca, con puntas abiertas y opaca.

Son diversos los efectos causados por el sol, dependiendo del sitio en el que se expone el cabello a él. En la ciudad, por ejemplo, el daño causado por los rayos UV no será el mismo que, las consecuencias obtenidas en la playa. El mar está formado por agua salada, llena de cristales de sal que, al estar en el cabello, atraen al sol. Las hebras pueden llegar a destruirse, por resequedad y oxidación, debido al viento caliente.

Se necesita entre 15 a 17% de agua en la melena para mantenerla hidratada. Cada tipo de cabello, según su estructura, puede verse más o menos afectado por el sol. El cabello rizado, por ejemplo, tiende a ser grueso, y su deshidratación puede ser más lenta que la del cabello liso.

¿El sol modifica el color del cabello?

El tono de nuestro pelo depende principalmente de factores genéticos, pues la melanina es un pigmento que heredamos de nuestros padres. Los folículos pilosos se desarrollan con células llamadas melanocitos, donde se forma este pigmento. La actividad de los melanocitos se mantiene exclusivamente durante la etapa de crecimiento del cabello. La tonalidad comienza en la raíz y se esparce a lo largo de toda la hebra. Dependiendo de la combinación de melanina que se posea, se puede tener un cabello oscuro, rubio o pelirrojo.

Se pierde el color del cabello debido a una reducción de melanina en el organismo. Pero, esta pigmentación también puede modificarse por otros factores. Como pueden ser: la genética, las hormonas o circunstancias externas. Entre estos factores, destaca la influencia de los rayos solares, que puede cambiar tanto la estructura como el color del cabello. Por lo que, en meses de calor, los cuidados a la melena deben extremarse.

El oxígeno y la radiación solar, causan la oxidación de los gránulos de melanina en las hebras capilares. Esto lleva a que el cabello natural, empiece a perder su color. Si se ha teñido el cabello en un tono claro, la exposición solar puede modificar esta pigmentación de forma drástica. Del mismo modo, puede afectarse en cabello con canas, que adquiere un color amarillento poco atractivo.

No solo se modifica la tonalidad del cabello, la estructura proteica de las hebras también puede verse afectada. Los rayos solares están compuestos por dos clases de irradiaciones, la UVA y la UVB. La luz ultravioleta del tipo A (UVA) resulta menos agresiva que la del tipo B (UVB). Siendo esta última hasta 5 veces más dañina. Cuando se pierde la estructura proteica del cabello, este comienza a quebrarse, debilitándose. Por lo que el cabello teñido resulta más afectado.

¿Cómo proteger al cabello del sol?

La salud capilar puede afectarse de manera significativa por el sol. Es por ello que resulta muy importante aprender a proteger al cabello de sus rayos. Prevenir, siempre será lo más conveniente, para evitar lidiar con una melena estropeada. Lo mejor para ello, será crear una barrera entre la radiación y el cuero cabelludo, cubriendo la cabeza. En caso de tener el pelo teñido, estos cuidados deben extremarse, para que su forma y color no se alteren.

Del mismo modo que se brinda atención a la piel, cuando el sol ingresa con más fuerza al planeta, se debe proteger al cabello de sus rayos. Con los consejos que daremos a continuación, será posible prevenir, evitar o reducir el impacto de los rayos ultravioletas sobre la cabellera:

  • Coloca protector solar al pelo para evitar la resequedad de las hebras. Con ello, se conservará la humedad y el color.
  • Aplica mascarillas nutritivas en el cabello para evitar la apertura de la fibra capilar. Lo que conlleva a la pérdida de agua de las mismas.
  • Mantén el cabello protegido durante todo el año, ya que, aun en los meses más fríos, los rayos del sol pueden causar daño. Si bien, será menos que en primavera o verano, el pelo se verá igualmente afectado.
  • Si has decidido teñir tu pelo, utiliza colorantes vegetales en lugar de químicos. Esto permitirá que la cabellera se mantenga en mejores condiciones al exponerse al sol.
  • Utiliza accesorios que sirvan como barrera a los rayos del sol. Pueden ser gorros, sombreros, pañuelos, entre otros.
  • Lava la melena con champú natural y nutritivo. Esto permitirá mantener el cabello suave, hidratado y brillante.
  • Evita o minimiza el uso de artefactos como planchas, secadores y tenazas, principalmente en meses de calor.

 

Dejar respuesta

Por favor, deje su comentario!
Please enter your name here