Wednesday, September 21, 2022
Pérdida de cabelloFumar, ¿aumenta la caída del pelo?

Fumar, ¿aumenta la caída del pelo?

Un cigarrillo contiene una cantidad inimaginable de sustancias que ingresan al cuerpo de aquellos que fuman. Muchas de estas son potencialmente cancerígenas. Pero además de esta terrible enfermedad, el tabaco provoca otros inconvenientes que ponen en peligro diversas partes del organismo. Por mucho tiempo se ha relacionado el cigarrillo con la pérdida del cabello, pero ¿Fumar realmente aumenta la caída del pelo?

Para nadie es un secreto que el cigarrillo es altamente perjudicial. Conocemos el gran daño que hace a los pulmones y a la boca, pero muchos de sus efectos secundarios son aún un misterio. Tal es el caso de la caída del pelo relacionada al tabaco. Muchos aún se preguntan si es posible desarrollar calvicie por fumar. Si tienes dudas sobre el daño del tabaco en el cabello, en este artículo conocerás la influencia que puede tener el cigarrillo en el cuero cabelludo y el pelo.

¿Por qué se piensa que fumar aumenta la caída del pelo?

Diversos estudios han concluido que fumar hace caer el pelo debido al daño que perciben los folículos pilosos. Estas investigaciones tomaron como ejemplo a individuos entre 25 y 30 años, unos fumadores y otros no fumadores. La mayoría de los consumidores de tabaco, presentaban una caída del cabello rápida, mientras que los que se mantenían alejados de este vicio, conservaban una cabellera abundante o una alopecia muy poco notoria.

Un gran porcentaje de personas fumadoras, presenta una pérdida capilar en grados avanzados. Siendo los caballeros los más afectados, que de padecer un tipo de alopecia como la androgénica, comienzan a sufrir sus efectos mucho antes que los no fumadores.

¿Cómo afecta el cigarrillo al cuero cabelludo?

La nicotina es la principal responsable de la relación entre fumar y la caída del pelo. Unida a otras sustancias presentes en el cigarrillo que incrementa el desprendimiento de pelo del cuero cabelludo. La caída del pelo por fumar es un tema que se mantiene en constantes estudios, para buscar las mejores soluciones a este problema.

El cuero cabelludo se ve drásticamente afectado por el tabaco debido a una alteración de las funciones celulares. Esto provoca lo que se conoce como estrés oxidativo, lo cual se entiende como una actividad excesiva de los radicales libres en el cuerpo. Existen diversos factores que pueden desencadenar este tipo de estrés. Siendo la exposición a la contaminación, los rayos ultravioletas y el humo del tabaco las principales razones.

Es entonces cuando una persona que fuma, puede desarrollar con facilidad el estrés oxidativo. Causando una reducción del flujo sanguíneo en el cuero cabelludo. Lo cual limita los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de los folículos pilosos. Provocando que el cabello se desprenda y caiga.

Es ampliamente conocido que el cigarrillo afecta considerablemente al sistema cardiovascular. Impidiendo un trabajo correcto de los vasos sanguíneos. Lo que se traduce en la minimización de los nutrientes aportados a cada parte del cuerpo y el incremento de residuos en la sangre por la falta de eliminación de estos. Entonces, cuando el cuero cabelludo recibe menos sangre de la necesaria, con menos nutrientes y más residuos, el cabello comenzará a deteriorarse.

Además, las sustancias tóxicas que se desprenden del humo del cigarrillo, pueden dañar el ADN de las células de los folículos pilosos. Cuando esto sucede, además de que el pelo cae incontrolablemente, se retrasa el crecimiento de nuevo cabello.

Otras formas en las que fumar afecta al pelo

El cigarrillo no solo afecta al cuero cabelludo. La melena puede verse drásticamente alterada cuando se consume el tabaco. Entre los muchos cambios desfavorables que provoca fumar, la caída del pelo es uno de ellos. Y esto ocurre por diferentes razones, todas relacionadas al tabaquismo:

  • Se inicia la liberación de proteína citoquina poinflamatorias, que causan hinchazón del cuero cabelludo.
  • Debido al incremento de citoquinas, los folículos pilosos comienzan a cicatrizarse.
  • Los tejidos encargados de la renovación del pelo se ven alterados por un cambio en los niveles de sus enzimas.
  • Bajan los niveles de estrógeno y aumenta la hidroxilación de la hormona estradiol.

Pero además, fumar puede causar otros problemas de salud capilar, como son:

  • Aparición temprana de canas.
  • Resultados poco favorables en injertos capilares por una cicatrización ineficiente.
  • Cabello quebradizo, opaco, reseco.

Consejos para cuidar un cabello afectado por el cigarrillo

Dejar de fumar

No seguir consumiendo cigarrillos es el primer paso para la recuperación de la salud capilar. Puede resultar complejo abandonar este vicio. Sin embargo, existen técnicas que podrían ser efectivas para conseguirlo:

  • Terapias de reemplazo de nicotina que ayudan a superar los deseos intensos de fumar.
  • Evitar encontrarse en situaciones donde por lo general se fuma. Es importante identificarlas y crear un plan para no caer en la tentación de fumar un cigarrillo.
  • Al sentir una necesidad intensa de consumir tabaco, se debe intentar retrasar la acción, buscando entretenerse en otra actividad.
  • Conviene mantener la boca ocupada con goma de mascar, zanahorias crudas, alimentos crocantes o caramelos.
  • Buscar otro medio para liberar el estrés.

Lavar el cabello con frecuencia

El humo tiende a ensuciar el cabello muy rápido. Para mantenerlo sano es necesario lavarlo con relativa frecuencia. Para ello es importante cepillar muy bien la melena antes de aplicar el champú. Posteriormente se debe aplicar una cantidad de producto moderada, colocándolo en el cuero cabelludo y repartiendo en el resto del pelo. Masajear suavemente en la raíz, dejando que la espuma caiga hacia las puntas.

Utilizar un champú para cabello delicado

Para que el cabello vuelva a estar saludable, usar un champú correcto es fundamental. Recordemos que el pelo se vuelve excesivamente frágil debido al cigarrillo. Entonces, es necesario usar un champú según el estado del cuero cabelludo.

Analizar esto es sumamente sencillo. Con solo abrir una raya en el cuero cabelludo y mirar su color, podremos conocer su estado. Cuando este posee un tono rosa, significa que está sano. Si lo notamos grisáceo y además se tiene un pelo seco, es posible que exista un problema en la irrigación sanguínea. Mientras que el color amarillento indica exceso de grasa. Dependiendo de estos resultados, se escogerá un champú especializado.

Hidratar el pelo

Incorporando mascarillas capilares a la rutina de cuidado del pelo. Estas deben aplicarse luego del lavado como reemplazo del acondicionador. Esperando algunos minutos antes de retirar. Para posteriormente enjuagar con abundante agua.

Fármacos para la caída del pelo

Un tratamiento con medicamentos puede detener la caída del cabello, hacerla más lenta o ayudar a que nuevo pelo crezca. Fármacos como el minoxidil o finasteride son ampliamente recomendados en estos casos.

2 COMENTARIOS

    • Hola Dani

      El alcohol está contraindicado para casi todo. Cuando nos referimos al cabello, ingerir demasiadas bebidas alcohólicas puede causar una mala absorción del zinc, elemento vital para el crecimiento del mismo.

      Saludos

Dejar respuesta

Por favor, deje su comentario!
Please enter your name here